Entradas

Cómo recuperar espacio en el disco duro

¿Necesitas espacio en tu disco duro? No eres el único. Todos hemos en esta situación al intentar guardar un archivo o instalar una nueva aplicación y recibir un mensaje que indica que no hay suficiente espacio. Descubre aquí cómo recuperar el espacio perdido debido a algunos errores comunes que nos cuestan espacio adicional y no necesitamos desperdiciar.

Cachés fugitivos

Las aplicaciones y el sistema operativo suelen escribir datos en archivos temporales que no siempre se limpian de la manera más eficiente. Lo único que tienes que hacer a menudo para solucionar este problema es reiniciar el equipo. Tras hacer esto encontrarás de repente unos pocos Gigabytes adicionales disponibles. Lo suficiente para averiguar qué más está ocupando espacio y poder eliminarlo.

Limpieza de disco

Si el reinicio no lo soluciona, hay varias técnicas que puede utilizar para limpiar los archivos de la memoria caché dependiendo de qué sistema operativo esté instalado. En MacOS, por ejemplo, se puede navegar hasta el directorio/biblioteca y a continuación vaciar manualmente el subdirectorio Cachés. Los usuarios de Windows pueden utilizar la aplicación Disk Cleanup, que está incorporada. También hay utilidades de terceros que pueden ayudar, como CleanMyMac 3 de MacPaw y CCleaner para Windows de Piriform.

Demasiados archivos duplicados

Si copias habitualmente archivos entre directorios, puedes dejar inconscientemente archivos duplicados que pueden ahogar tu disco duro. Asegúrate de comparar los archivos para confirmar que no estas eliminando versiones posteriores que pueden contener revisiones esenciales.

Aplicaciones no utilizadas

¿Cuántas veces has instalado una aplicación que no terminas usando? Las aplicaciones individuales y los muchos archivos necesarios para que funcionen correctamente pueden ocupar cientos de Megabytes, incluso Gigabytes. Ese es el espacio que se puede utilizar para cosas más importantes.

Echa un vistazo a tu lista de aplicaciones, mira a ver si hay algunas que no utilices y quítalas si se pueden eliminar de forma segura. Si provienen de un servicio como Windows Store o Mac App Store, deberías poder descargarlas de forma gratuita cuando realmente lo necesites. Las aplicaciones que hayas adquirido a través de otros medios (instaladores de DVD o de terceros cuyas políticas pueden diferir) pueden necesitar sus propio archivos. Asegúrate de que tienes una copia de seguridad en caso de que necesites restaurar.

Confirma también que tienes los datos de registro o activación almacenados en un lugar seguro. Los necesitarás si vuelves a instalar alguna de estas aplicaciones.

Los juegos son especialmente atroces en el disco duro. Algunos ocupan decenas de Gigabytes de espacio, sobre todo si tienen muchos niveles o de altas resoluciones. Además, las aplicaciones de gestión de juegos ocultan los archivos del juego a la vista del usuario y eso puede hacer que sea difícil averiguar cuánto espacio real se está utilizando.

No se pueden eliminar todas las aplicaciones con sólo arrastrar el icono de la aplicación a la Papelera de reciclaje. La mayoría incluyen una utilidad de desinstalación, que se debe utilizar cuando necesite borrarla del sistema. Algunos desarrolladores ofrecen desinstaladores personalizados que puedes descargar desde sus páginas oficiales.

Las aplicaciones pueden dejar un rastro de archivos de apoyo y cachés en lugares ocultos en su disco duro. Estos archivos pueden ser difíciles de localizar sin una herramienta de desinstalación. Algunos fabricantes también incluyen instrucciones paso a paso para eliminar su aplicación. Este es otro consejo importante de cómo recuperar espacio perdido en el disco duro.

Medición de disco con DaisyDisk

Las utilidades de mantenimiento de discos pueden ser útiles aquí una vez más. Existe una herramienta para MacOS llamada DaisyDisk que puede ser particularmente útil cuando se trata del seguimiento de la pérdida de espacio en disco.

Una Papelera de reciclaje llena

¿Rebosa tu Papelera de reciclaje? ¡Es hora de vaciarla! Te sorprenderá saber cuántos archivos has borrado sólo para descubrir que no se eliminan en absoluto.
Poner un archivo en la papelera lo marca para su eliminación y es posible perder Gigabytes de espacio en archivos que simplemente no necesitas más si ni tienes configurado el sistema para vaciar automáticamente la papelera cuando llegue a un determinado umbral de tamaño o los archivos pasen cierto tiempo dentro de ella.

Basura completa en el ordenador

Esto también se refiere a las aplicaciones que pueden poner en cola el contenido para la eliminación sin eliminar realmente los archivos. Algunas aplicaciones moverán los archivos marcados para su eliminación a una carpeta de basura dentro de la aplicación hasta que alcancen un umbral de tamaño o tiempo. El numero/tamaño de estos archivos puede crecer rápidamente dependiendo de la aplicación. Revisa las aplicaciones más utilizadas y mira a ver si están ocupando el espacio que podrías necesitar o utilizar para otras más importantes.

 

Carpeta de descargas

Por último te traemos este consejo sobre cómo recuperar espacio perdido en el disco duro.
Si su ordenador está configurada para descargar automáticamente archivos a una carpeta específica, comprueba esa carpeta. Puede sorprenderte la cantidad de cosas que habrá allí. Esto es especialmente cierto si has descargado aplicaciones o instaladores de utilidades que has ido olvidando, como las actualizaciones de Adobe Flash.

 

Realice una copia de seguridad antes de hacer cualquier cambio

Es importante que estés completamente seguro de tener una copia de seguridad completa de tu disco duro antes de empezar. Lo último que quieres hacer es borrar algo realmente importante en un momentáneo ataque, sólo para descubrir que es tu única copia.

Cosas que también debes saber

Creemos firmemente en la copia de seguridad triple y por ello tenemos siempre tres copias de los datos: la versión en vivo en el disco duro de tu equipo, una copia de seguridad local y una copia externa.

De esta forma podrás restaurar los archivos en un instante si lo necesitas sin importar los cambios que realices.

Ahora que ya tienes estos consejos de cómo recuperar espacio perdido en el disco duro, ¿a qué esperas?
Ponlos en práctica y protege lo que realmente necesitas.

Desfragmentación de discos duros

Antes de empezar a ver qué tipos de aplicaciones existen o como se realiza el desfragmentado del disco duro vamos a explicar qué és y en qué consiste el desfragmentado. A continuación también vamos a explicar por qué es tan recomendable el realizarlo de manera periódica y si es necesario en todos nuestros discos internos, externos o pendrives.

¿QUÉ ES DESFRAGMENTAR?

Veámoslo con una analogía cotidiana en la que entenderás de una forma sencilla en que consiste desfragmentar.

Imagínate que tu despacho es un disco duro, en el que trabajamos con los objetos y documentos que tenemos y habitualmente nos movemos para coger algo, levantándonos incluso a sacarlo de algún cajón. Estos objetos son la información en el disco duro.
Ahora supongamos que tienes que usar un informe para un cliente, pero cada hoja del informe está en un sitio distinto: un cajón, debajo de la ventana, en un armario…. Para poder usar ese documento necesitarás primero recopilar todas las hojas que se encuentran en los distintos sitios, unirlos y entonces abrirlo o usarlo. Esto es lo que llamaríamos fragmentación.

La desfragmentación es el proceso mediante el cual se reagrupan los archivos de un disco, de manera que estos queden contiguos y sin espacios para que no se encuentren fragmentos de un mismo archivo en lugares distintos del disco.

Al irse escribiendo y borrando archivos continuamente los fragmentos tienden a no quedar en áreas continuas, así que un archivo puede quedar ‘partido’ en muchos pedazos a lo largo del disco. Se dice entonces que el archivo está ‘fragmentado’. Al tener fragmentos de incluso un archivo esparcidos por el disco, se vuelve ineficiente el acceso a ellos. Los fragmentos de uno o varios archivos es lo que hace factible la desfragmentación.

Cómo vemos en las imágenes sucesivas de abajo, la ejecución de un programa de desfragmentado, lo que hace es recolocar los archivos “fragmentados”, es decir, archivos partidos e instalados en lugares no contiguos del disco, de una forma ordenada para una optimización de los mismo y con ello un mejor rendimiento del disco y mayor velocidad a la hora de acceder a nuestros archivos.

¿POR QUÉ ES RECOMENDABLE REALIZAR UN DESFRAGMENTADO PERIÓDICO?

¿Por qué tenemos que desfragmentar un disco? A continuación, daremos unas cinco razones para hacerlo:

  • Es muy sencillo: No tenemos que tener un conocimiento avanzado para poder desfragmentar un disco.  Con lanzar un simplemente un análisis y luego presionar un botón, el ordenador comenzará a hacer el trabajo por nosotros. Con esto nos referimos a que usaremos en principio la propia herramienta de Windows para esta tarea. Se puede encontrar dentro de las Herramientas de Sistema en el menú Accesorios o presionando botón derecho sobre el disco en cuestión, luego Propiedades, pestaña Herramientas y Optimizar.
  • Optimiza la velocidad de nuestro dispositivo: Mejorará la velocidad de los procesos, fundamentalmente la apertura de archivos. Si los fragmentos están unidos el disco no tendrá que moverse de un lado a otro para ir juntando las partes, y el archivo se abrirá más rápido.
  • Se puede programar: Podemos programar esta actividad a través de una utilidad si no tenemos el tiempo para sentarnos a desfragmentar un disco y elegir además un momento donde sabemos que no estaremos haciendo uso de él.
  • Aumenta la vida útil del disco: El buen uso de un disco alarga la vida del disco útil en un pequeño porcentaje e incluye el desfragmentado. Hay personas que, en lugar de intentar hacer funcionar mejor un ordenador, deciden hacer copias de seguridad regulares del disco y comprar uno nuevo en caso de ser necesario o en algunos casos cambiar el ordenador entero. Esto último está sujeto tanto a los requisitos de uso y disponibilidad de la información cómo a la inversión disponible.

 

¿CUANDO DEBERÍAMOS DESFRAGMENTAR?

En este caso, depende del uso que le demos al dispositivo. La desfragmentación que se hace desde Windows 7 está programada por defecto y sucede aproximadamente una vez por semana. Sin embargo, están quienes están en contra de hacer una desfragmentación tan asidua del disco dado ya que, en exceso, acorta la vida útil del mismo.
En realidad, tenemos que desfragmentar un disco más seguido o no dependiendo de lo que hagamos en el ordenador. La mejor forma de saber cuándo desfragmentar es realizar análisis para saber qué porcentaje del disco está fragmentado.

 

EN QUE TIPO DE DISCOS DEBEMOS O NO REALIZAR EL DESFRAGMENTADO

El único objetivo de desfragmentar es acelerar el rendimiento del disco manteniendo los clústeres de cada archivo en espacios continuos para evitar la pérdida de tiempo durante la lectura de un archivo debido a los saltos de las cabezas magnéticas y la fragmentación.

Sin embargo, en un disco de estado sólido (SSD) no hay cabezales magnéticos. La lectura es realizada de forma aleatoria y casi inmediatamente, independientemente si los clústeres están adyacentes o no. Por lo tanto, desfragmentar un SSD no trae ningún beneficio.

Pero si esto fuera poco, el perjuicio sufrido cuando se desfragmenta un SSD será peor ya que cada vez que se efectúa una operación de escritura en una celda de memoria tipo Flash se roba una pequeña fracción del tiempo de vida útil del disco SSD. Y la desfragmentación exige que todos los archivos fragmentados sean reescritos en el disco.

Por lo tanto desfragmentar un disco SSD o una memoria USB no solo no ayuda, sino que más bien perjudica y mucho ya que no acelera la lectura y además reduce la vida útil del SSD.

Por ello y desde Windows 7, el Desfragmentador de disco se niega rotundamente a desfragmentar este tipo de disco. El usuario de este sistema operativo ni siquiera puede incluirlos en la lista.

PROGRAMAS DE DESFRAGMENTACIÓN

La herramienta propia de Windows realiza su trabajo correctamente, pero ten en cuenta que existen múltiples aplicaciones externas que realizan el trabajo de manera más específica, ya que son más configurables. Un ejemplo de ello, serían las que aquí abajo te proponemos:

  1. Smart Defrag 5: Ya va por su quinta versión. Nos permite configurar de manera avanzada y personalizada la desfragmentación del disco duro o de determinadas carpetas. Puede correr en un segundo plano en todo momento sin molestarnos.
  2. Defraggler: Una de las mejores herramientas para desfragmentar un disco, dado que también nos brinda muchas opciones de personalización. No solamente podemos desfragmentar el disco entero, si no que además podemos seleccionar determinadas carpetas donde podemos tenee archivos pesados o que usamos más seguido. Hace de todo, desde una desfragmentación completa hasta una rápida donde vemos sólo aspectos fundamentales.
  3. Auslogics Disk Defrag: Una solución gratuita que no puede dejar de formar parte de nuestra lista de aplicaciones para desfragmentar un disco. Además de hacer la tarea principal, tiene una serie de funciones complementarias para optimizar el sistema de archivos y los tiempos de lectura y escritura del disco.

Las aplicaciones mencionadas anteriormente son gratuitas, realizan funciones parecidas aunque más específicas y son más amplias que el propio Desfragmentador de Windows.

Hay que tener en cuenta, que la mayoría de aplicaciones externas de desfragmentado disponen de una versión Premium o de pago con la que podemos contar con un mayor número de prestaciones a la hora de un correcto desfragmentado.